La distancia entre proyector y pantalla

Pantallas recomendadas para distancias cortas (pisos y casas normales, entre 2,5 y 6 metros de distancia)

 

Cómo saber a qué distancia debes poner la pantalla

Antes de entrar en detalle sobre la distancia ideal para instalar una pantalla de proyección, es necesario entender bien que hay dos distancias que cabe tener en cuenta: la distancia de proyección y la distancia de visualización.

En función de estas dos medidas tendrás que adaptar la distancia final a la que deberías poner tanto el proyector como la pantalla. Esta es una de las recomendaciones de uso de una pantalla que debes tener en cuenta antes de comprarla.

Si eres una persona precavida, estás leyendo estos consejos antes de comprar tu pantalla (bien hecho), pero si eres de las que mira los «como hacer» una vez tienes las cosas en casa, tendrás que adaptarte de la mejor manera que puedas (ya lo has comprado todo!).

Regla general del doble

Como norma general (para evitar las matemáticas, cálculo de ángulos y demás) tendrás que tener en cuenta que la distancia desde la pantalla al espectador será del doble que el ancho de la pantalla.

Es decir, si tu pantalla tiene un ancho de 150 cm, lo ideal es que te sientes a verla a unos 300 cm de distancia. Si es a más distancia la verás igual (aunque pierdes la espectacularidad del efecto sala de cine), pero si te sientas a menos distancia, tu ángulo de visión no llegará a ver la pantalla completa y será como cuando te toca sentarte en las primeras filas.

En cuanto a la distancia del proyector respecto a la pantalla, la distancia mínima de proyección tendrá que ser unos centímetros más grande que la de visualización.

Siguiendo el ejemplo anterior, con una pantalla de 150 cm de ancho, lo ideal es que tu proyector pueda llenar esa pantalla estando a 350 cm de distancia:

300 cm  entre tú y la pantalla + unos 50 cm para el proyector detrás de ti

Así que si aún no has comprado el proyector y vas a comprar ambas cosas a la vez, ten en cuenta estos factores para que el proyector llene por completo el ancho de tu pantalla a la distancia de proyección que necesites.

Otras recomendaciones importantes

Distancia de proyección de vídeo y distancia de visualización

La distancia de proyección indica la distancia desde la pantalla donde es más apropiado instalar el proyector. Recomiendo, especialmente si colocas el proyector en un estante, que lo lo pongas detrás de ti (o de donde vayas a ponerte a ver lo que reproduzcas) con respecto al punto de visión.

Si por ejemplo, como ocurre a menudo, la base de la pantalla mide 2 metros, tendrás que colocar el proyector a unos 4,5 metros, ya que, como máximo, la persona que mira a la pantalla está sentada a unos 4 metros. Así que el proyector estará detrás de ti.

Es cierto que el proyector también puede estar a tu lado (dependiendo de tus necesidades) siempre y cuando el aire caliente y el ruido del proyector no te molesten.

Obviamente, en habitaciones y salones pequeños, típicas de la mayoría de las habitaciones de un piso o casa normal (4/4,5 m.), es necesario que su proyector también esté equipado con un buen zoom óptico (al menos un 2x) con el que pueda obtener una imagen grande, incluso si colocas el dispositivo a 4 metros o menos.

Zoom importante para una buena visión

Esto es difícil de lograr con un proyector de óptica fija o un proyector de zoom bajo, a menos que sea de óptica corta duración. El proyector se puede instalar en el techo (boca abajo porque tiende a proyectarse hacia arriba), pero la distancia a la pantalla debe permanecer igual.

La distancia de visión, por otro lado, indica el punto ideal para que haya plena participación, más allá de las tablas que se pueden encontrar en los distintos sitios web (ver LCD o TV de plasma), la mejor regla es siempre la misma.

Obviamente la distancia de los que miran a la pantalla, está relacionada con el tipo de señal: si el proyector es, como sucede cada vez más a menudo, full hd (1920x1080p) y vemos una película en blu-ray, hay que multiplicar la base de la pantalla por el número fijo 1.70 para obtener la distancia de visión correcta, disfrutando de todos los detalles que la señal HD puede dar.

En un piso «normal», las habitaciones suelen tener de 4 a 5 metros, por lo que la diagonal de la pantalla que hay que elegir, será muy a menudo de unas 90-100 pulgadas, con lo que se puede conseguir una gran calidad de imagen.

Ejemplos prácticos en distancias de proyector/pantalla

Digamos que son 90″, lo que genera automáticamente una base de 2 metros y una imagen de proyección FullHD. Multiplicando 2 x 1.70 tendremos 3.40 m.

Esta es la distancia de visión óptima cuando se utiliza material de ancho completo. Es evidente que también se puede mirar más de cerca, pero si te alejas mucho más de ese factor 1.7, es posible que no aprecies todo el detalle que puede ofrecer la pantalla.

Si el proyector está no es HD, siendo los puntos por imagen menos, para no mostrar artefactos, debe permanecer a una distancia mayor, que viene dada por la base de la pantalla para un factor 2 (la regla del doble, que te he contado antes).

En el ejemplo recién indicado los 2 metros de la base de la pantalla x 2, darían 4 metros, esta será la distancia óptima a tener con el proyector de vídeo listo para usar (720p o 1080i) con el que se pueden ver bien las señales SD (definición estándar) como DVDs o películas que vienen de un digital terrestre (o Sky que va a 1080i).

Cualquiera que sea el decodificador utilizado, es muy importante que tengan salida hdmi para poder conectarlos al proyector en configuración hdmi-hdmi para una visión más que buena.