Tipos de pantallas de proyector

Comparativa de los diferentes tipos de pantallas

TABLA

Qué clases de pantallas existen en el mercado

Dentro de todo lo que debes tener en cuenta a la hora de escoger la pantalla ideal para tu casa y tu proyector, debes plantearte, precisamente, qué tipo de pantalla es la que más te conviene.

No te preocupes.

No te voy a decir qué tienes que hacer o qué tienes que comprar. Simplemente te voy a explicar las diferentes clases de pantalla de proyección que tienes a tu disposición para que puedas decidir con mejor criterio.

 

Sea cual sea el proyector que tienes, lo ideal es usarlo con una pantalla. No es que no puedas proyectar en una pared. Puedes hacerlo tranquilamente, aunque más bien como medida de ahorro, pero no esperes la misma calidad de visualización que la que da una pantalla de proyector.

Por qué proyectar sobre una pantalla en vez de hacerlo en la pared

Las pantallas están especialmente diseñadas para ofrecer las mejores imágenes posibles. Con recubrimientos ópticos que garantizan una mejor reflexión de las imágenes, las pantallas de los proyectores ofrecen más contraste y saturación de color y, definitivamente, imágenes más nítidas y brillantes.

Con la proyección en la pared, la imagen resultante no alcanzará el nivel de rendimiento que su proyector es capaz de alcanzar. Además, tu pared difícilmente será perfectamente lisa, lo que se puede ver en las fotos y la pintura que utilizas también puede contribuir al deterioro de la calidad.

Si te gastas la pasta en un proyector en condiciones y proyectas sobre la pared estás desaprovechando el dinero que has invertido.

Otros conceptos a tener en cuenta

Te voy a explicar los diferentes tipos de pantallas de proyección que puedes comprar, pero tendrás que tener en cuenta otros factores importantes antes de decidirte.

Las diferentes clases de pantallas que puedes comprar

Las pantallas son en su mayoría blancas, pero pueden ser grises y de colores claros. Están hechas del tejido adecuado, pueden estar estiradas en un marco y están diseñadas, precisamente, para aprovechar todo el chorro de luz de tu proyector.

Además existen diferencias en el diseño, tamaño y lo que se denomina relación de aspecto, para satisfacer las demandas específicas de los diferentes entornos de uso.

Duración de una pantalla

Las pantallas de proyector pueden durar mucho tiempo, por lo que son una buena inversión, ya sea para entretenimiento en casa o para presentaciones de negocios y otras presentaciones. La vida media de una pantalla bien conservada está por encima de 30 años. Como ves, mucho más de lo que va a durar tu proyector.

Clasificación general de los tipos de pantalla

Podemos clasificar las pantallas de proyección en dos grandes grupos, que vamos a ver con más detalle:

  1. Pantallas de proyector portátiles
  2. Pantallas de proyector montadas/fijas

Y dentro de estos dos grupos podemos volver a clasificarlas, haciendo una especie de subcategoría, dependiendo de cómo se desplegan o si lo hacen:

  1. Fijas
  2. Manuales
  3. Elécticas

Pantallas de proyección eléctricas

Las pantallas de proyección eléctricas ofrecen un aspecto muy profesional para  presentaciones o cines en casa. Suelen tener un mando remoto o conectado a la pantalla mediante un cable, tienen un diseño elegante y son más fáciles de usar que las manuales.

Una pantalla de proyector eléctrica es una opción popular para aquellos que quieren la comodidad de una pantalla de proyector grande y tienen sitio en casa semi-permanente para dedicar dejar la pantalla.

Se pueden montar en el suelo, la pared o el techo. El soporte de techo también se puede empotrar en el techo para que su público no sepa que hay una pantalla de proyector allí mientras no está en uso.

Ciertas pantallas de proyector vienen con adornos de madera alrededor de la parte superior, lo que ayuda a enmascarar la pantalla mientras no se usa y es una gran opción si no quieres hacer una instalación oculta en el techo.

Una pantalla de techo empotrada le dará el aspecto más elegante, y es una gran opción si no está planeando reubicar la pantalla del proyector.

Sin embargo, una pantalla montada sobre bastidores proporciona más flexibilidad.

Pantallas de proyector manuales

Una pantalla de proyector manual es una excelente alternativa para aquellos que buscan una pantalla de proyector más barata, sin mermar la calidad de visionado.

Estas versátiles pantallas de proyección tienen una polea en la parte inferior de la pantalla, que permite al operador subir y bajar manualmente la pantalla.

La mayoría de estas pantallas tienen ahora una función de retorno controlado para que las pantallas no se puedan enrollar rápidamente, lo que podría causar daños a la pantalla, al igual que las pantallas de proyectores eléctricos, que pueden montarse en la pared, en el techo o empotradas en el techo.

Sin embargo, estas pantallas son mucho más ligeras que las eléctricas, ya que no hay motores conectados.

Además, como no hay riesgo de que el motor se rompa, falle o se desgaste con el tiempo, estas pantallas requieren menos mantenimiento. Estas pantallas de proyección son muy populares en escuelas y edificios gubernamentales.

También pueden ser una gran opción para un sistema de cine en casa. Los modelos no tensados son más baratos, aunque a veces el soporte inferior termina doblándose debido al desgaste por tirar de la pantalla hacia abajo con frecuencia.

Pantallas de proyector de trípode

Una pantalla de proyector portátil es uno de los tipos más populares de pantallas de proyector, ya que no limitan al operador a una sola ubicación. De estas pantallas de proyector portátiles, una pantalla de proyector de trípode es, con mucho, la más popular.

Una pantalla de trípode viene en dos partes: la pantalla en sí y el soporte para trípode que sostiene la pantalla. Ambos son ligeros y se doblan hacia abajo en un estuche pequeño y fácil de transportar.

Para configurar la mayoría de estas pantallas de proyector, basta con abrir el trípode, que tiene tres patas y una varilla larga en el centro que se extiende a lo largo de la pantalla del proyector.

Las pantallas de trípode tienden a ser las más rentables, ya que generalmente son las más baratas y están diseñadas para soportar un mayor desgaste.

Pantallas de marco fijo

Las pantallas de proyector de marco fijo son posiblemente las más elitista de todos los tipos de pantallas de proyector.

Aunque pueden ser utilizados para los propósitos comerciales, estas pantallas son las que se instalan por personas que pueden invertir una cantidad considerable en un equipo de cine casero.

Estas pantallas no se pueden enrollar hacia arriba y hacia abajo y son un accesorio permanente en el cuarto. estas pantallas de proyector son tan populares en los teatros caseros porque tienden a durar más tiempo, ya que no están siendo constantemente enrolladas hacia arriba y hacia abajo entre usos. No saldrán las típicas curvas y ondas en estas pantallas como en otros tipos de pantallas.

Estas pantallas de proyector también tienden a tener la mejor calidad de imagen, ya que estas pantallas tienen la más amplia variedad de material de pantalla para elegir.

Mamparas elevadoras de suelo

Las pantallas de proyección de suelo son una gran alternativa a las pantallas de trípode más voluminosas. Los trípodes tienden a ser más voluminosos y son un poco más difíciles de armar.

Una pantalla elevadora de suelo es mucho más ligera y más fácil de instalar y desmontar. La pantalla de un proyector elevador de piso viene en una sola pieza – no requiere montaje.

Muchas ni siquiera tienen un estuche de transporte, ya que un asa está montada en la base de la pantalla para facilitar el acceso. Todo lo que tienes que hacer es poner los pies en la pantalla.

Para ello, basta con girar los pies para que queden perpendiculares a la pantalla del proyector y, una vez que los pies estén colocados, puede tirar de la pantalla hacia arriba.

La pantalla tiene un rodillo de resorte en la parte posterior de la pantalla del proyector que se eleva con la pantalla para proporcionar una robustez a la pantalla cuando está a la máxima altura.

Actúa de forma similar a la varilla del trípode que sujeta la pantalla, la mayoría de estas pantallas están disponibles en versión manual, donde el operario tira de la pantalla por sí mismo. Sin embargo, algunas versiones vienen con una opción neumática, que te permite utilizar un mando a distancia para levantar la pantalla de la base.

Pantallas de proyección inflables

¿Has estado alguna vez en un cine de autoservicio? ¿Alguna vez se ha preguntado cómo puede hacer eso en tu propio patio trasero sin tratar cargarte todas tus sábanas blancas y obteniendo una calidad de imagen horrible?

Las pantallas inflables de proyector son la última en 2019. Por un precio muy asequible, estas pantallas de proyector se inflan solas en minutos y pueden ajustarse para ajustarse a una variedad de ángulos de visión. La calidad de la imagen es excelente, y la pantalla y los materiales de base están hechos para soportar las temperaturas exteriores calientes y frías, la lluvia e incluso algo de viento…

Conclusión

Como ves, hay muchos tipos de pantallas de proyección y tendrás que elegir cual es la que más te interesa. Por lo general, las pantallas con motor son las más vendidas para hogares pequeños. Si vives en una casa, puede que quieras considerar una pantalla con trípode, ya que podrás sacarla en verano para tener sesiones de cine al aire, totalmente recomendable si tienes pequeños y pequeñas en casa.