La mejor Pantalla de Proyector Portátil

Por qué comprar una pantalla de proyección portátil

Las pantallas de proyección portátiles son tan buenas como lo puedan ser las fijas o las que ves en la mayoría de instalaciones de cine doméstico. Se trata de uno de los tipos de pantallas más comunes, la mayoría enrollables, que puedes guardar y transportar fácilmente para instalarlas en cualquier parte.

Mejor con soporte

Lo más normal es que una pantalla de proyección portátil venga con un soporte con pies o un trípode (si te interesa puedes ver las mejores 5 pantallas de proyección con trípode) para facilitar el sitio donde la quieras instalar.

Lo mejor de este tipo de pantallas es que valen para todo, desde montar un cine en el salón de casa hasta un cine de verano en la terraza, o en una salida a la playa de noche, en verano. Son tan versátiles que las puedes llevar a la oficina, a clase para una exposición, a cualquier ponencia o discurso e incluso a la comida familiar, para enseñar las fotos del último viaje.

Otros tipos de pantalla para proyector

Las Mejores 5 pantallas para proyector baratas

1 Pantalla

Opiniones

2 Pantalla

Opiniones

3 Pantalla

Opiniones

4 Pantalla

Opiniones

5 Pantalla

Opiniones

 

Cómo escoger entre estas 5 pantallas para proyector portátiles

Que una pantalla para proyector sea portátil no significa que no encontremos las pantallas tan interesantes, o que las consideremos menos importantes para la experiencia del cine en casa.

Nada más lejos de eso.

Una razón por la que la gente no se decide por este tipo de pantallas es por la práctica: piensan que instalar y manejar artículos tan grandes y pesados puede ser una pesadilla.

La otra razón es que el mercado de las pantallas es tan diverso, y está tan estrechamente asociado a las necesidades específicas y a las condiciones de cada usuario, que no creen que una instalación así merezca la pena.

El hecho es, sin embargo, que una pantalla de proyección portátil es mucho más polivalente que la típica pantalla fija tensada.

Si estás leyendo esto, o ya te has decidido o te los estás pensando. Si ya has tomado la decisión, sigue un poco más abajo para ver las características principales de estas pantallas. Si todavía no lo tienes claro, sigue justo aquí abajo. A ver si te convenzo.

Qué ventajas tiene que una pantalla de proyección sea portable

Antes de nada, te cuento los inconvenientes. Ocupan más espacio. Es obvio: las puedes mover de un lugar a otro, así que o llevan carcasa o llevan pies o trípode (puedes ver aquí las mejores 5 pantallas con trípode).

Las que llevan carcasa suelen comprarse para dejarlas fijas, pero puedes instalarlas colgadas en sus argollas y llevártelas a donde quieras. Las que tienen trípode o pies se pueden dejar semi fijas en un salón comedor, pero no a todo el mundo le gustan. Por lo demás, no tienen nada que envidiar al resto de pantallas fijas, tensas o rígidas.

En cuanto a las ventajas… ¡Todas!

Para mi, las pantallas portátiles son mucho más prácticas que el resto. Yo tendría muy sencilla la elección: es una cuestión de espacio. Y no me refiero al espacio en el salón, no.

Verás, una pantalla para un proyector portátil da mucho juego si tienes sitio donde llevara. Es decir, una casa con jardín, una terraza mediana, una oficina, un aula…

En mi caso, viviendo en una casita y con un pequeño jardín lo tuve muy fácil y no me lo pensé dos veces: tengo la pantalla en el salón, con estilo muy industrial donde la pantalla está al lado de una lámpara chulísima, las dos con trípode (parece el mismo pie) y se integra perfectamente. De hecho, cuando saco la pantalla para llevarla a algún sitio, la decoración se queda vacía.

Me llevo la pantalla en verano, al pueblo de mis padres, donde ponemos películas por la noche en medio de la calle (pueble muy pequeño) y se sientan allí un montón de críos del pueblo.

Lo llevo también a la oficina cuando toca hacer el planing mensual y va de perlas.

Bueno, imagínate. Le saco mucho partido. Por eso soy un gran defensor de este tipo de pantallas. Para mi vale más el hecho de poder llevarla a donde yo quiera que un motor o 20 pulgadas de más. Si tienes que comprar una pantalla para un proyector portátil... Mi consejo es que te lances.

¿Qué tipo de pantalla debo elegir?

Comience por analizar los diferentes tipos de opciones de montaje disponibles. Hay dos enfoques principales: marco fijo, donde la malla se coloca en un marco rígido y se fija permanentemente a la pared, o «roll-away», donde se puede enrollar cuando no se utiliza.

Dentro de esta última categoría también hay varias subopciones que consideraremos en un momento. Para las personas que tienen la suerte de disponer de salas de cine en casa, el enfoque de fotogramas fijos suele ser el más sencillo, ya que no es necesario ocultar la pantalla cuando no se utiliza. También se considera ampliamente que las pantallas permanentes se mantienen más tensas y producen imágenes más precisas.

Portátil y enrollable

Las pantallas enrollables son obviamente una gran solución para la gente que intenta acomodar una disposición del cine en casa en un cuarto que también consiga utilizado para otras actividades, tales como una sala de estar.

La más básica de estas pantallas se asienta sobre un rodillo fijado u oculto en el techo y el usuario tiene que tirar manualmente de la pantalla hacia abajo cuando sea necesario.

También es muy popular la variedad de enrollado motorizado, en la que los motores bajan la pantalla hasta su posición con sólo pulsar un botón del mando a distancia.

De hecho, algunos proyectores llevan salidas de activación de 12 V, de modo que pueden activar automáticamente las pantallas motorizadas cuando se enciende el proyector.

Si incluso el hecho de tener una pequeña pantalla enrollable alojada en el techo le parece demasiado intrusivo, otra opción portátil es el panel de proyección extraíble.

Estos vienen fijados en el interior de los estuches que se colocan en el suelo, de modo que la pantalla se extrae de la parte superior y se mantiene en posición vertical mediante un bastidor de soporte plegable.

He descubierto que los tipos más asequibles montados en el suelo no siempre se mantienen completamente erguidos o incluso planos.

La rigidez y la planitud perfecta, tan importantes para una buena imagen, son a menudo una de las principales razones por las que algunas pantallas de proyector cuestan mucho más que otras, especialmente en el departamento de roll-away.

Relación de aspecto de la pantalla portátil

Otra decisión clave es qué forma y tamaño de pantalla debe elegir. En términos de forma, hay tres opciones de relación de aspecto: 4:3, 16:9 y 21:9.

Para los entusiastas del cine en casa, el viejo enfoque de la pantalla’cuadrada’ de 4:3 es casi con toda seguridad un fracaso en estos días. Lo que nos deja con 16:9 o 21:9.

Si tiene la intención de ver mucha HD, probablemente estará mejor con una pantalla de 16:9 que coincida con la proporción de material de HDTV. Sin embargo, si eres un fanático de las películas, podrías considerar una pantalla de CinemaScope 21:9/2.35:1.

Después de todo, la mayoría de las películas grandes ahora se ruedan en 2.35:1, por lo que la mayoría de los Blu-rays se producen con esa relación de aspecto.

Sin embargo, la situación no está del todo resuelta. Actualmente, los Blu-rays no tienen masters de 21:9’true’ (en su lugar añaden barras negras dentro de los datos de la imagen), y los proyectores no tienen proporciones de 21:9 píxeles’true’.

Por lo tanto, si desea una experiencia completa de 21:9, necesita un proyector con un accesorio de lente CinemaScope, algo que puede añadir un coste considerable a la configuración de su proyector.

La existencia de múltiples relaciones de aspecto explica otra opción popular: el enmascaramiento, donde el material absorbente puede cubrir partes de la pantalla para cambiar la forma de la sección visible.

En un nivel básico, esto se puede hacer manualmente usando cortinas, aunque es bastante difícil. También puede instalar un sistema de cortinas motorizado externo a la pantalla.

Pero las soluciones más elegantes son, con diferencia, las pantallas fijas de gama alta con enmascaramiento motorizado, en las que los bordes negros de material absorbente se pueden desplazar electrónicamente desde los cuatro bordes de la pantalla.

Estas pantallas se envían normalmente con relaciones de aspecto preestablecidas y se pueden seleccionar mediante botones de control remoto, pero también puede ajustar manualmente las ubicaciones de los bordes usted mismo.

Para ser realmente eficaces, los bordes móviles de este tipo de paneles de proyección necesitan absorber la luz de forma excelente.

Y tales pantallas son generalmente enormemente costosas debido tanto a los motores como a los mecanismos de seguimiento involucrados.

Pero generalmente son una excelente propuesta cuando se construyen lo suficientemente bien, especialmente si usted ve regularmente material 21:9, pero no quiere una lente CinemaScope o una pantalla 21:9.